Alcalá la Real

¿Qué te parece el ‘yarn bombing’?

Yarn Bombing: grafitis, pero de lana.

La tendencia nació en EE.UU. hace siete años. Aquí ya se ve en algunas sitios…

¿Qué es Yarn Bombing?

El “yarn bombing” es una tendencia urbana que ha encontrado en el punto y el ganchillo su forma de expresión. Los grafiteros ecológicos o grafiteros de punto, nombre con el que se conoce a estos artistas, tejen prendas de lana que luego colocan en estatuas, bancos o árboles del parque. Ideológicamente es una protesta, manteniendo la antigua esencia el graffitero inoportuno y clandestino, pero con un toque ecológico por el material, la lana, y la dulzura del trabajo que no destila agresividad, sino que más bien invita a sonreir.
 La idea es vestir multicolor la ciudad con lana tejida , desde postes a árboles y monumentos. “Yarn Bombing”  es un estilo arte urbano que empezó hace siete años en Estados Unidos, se expandió por el mundo – incluyendo La Hortichuela.
mujeres hortichuela

En una forma distinta de celebrar el Día de la Mujer (15 marzo 2017),  la asociación femenina Flor de Cerezo de la aldea de La Hortichuela —Pilas de Fuente Soto— promovió actividades peculiares para conmemorar la efeméride. Por un lado, las integrantes del colectivo hicieron ganchillo para elaborar fundas multicolores de lana con las que cubrieron el tronco de árboles, papeleras, bancos, columpios, una fuente y una cruz. La presidenta del colectivo, Úrsula Serrano, destaca que las prendas se enviarán, en unos meses, hasta los campamentos saharauis para que se utilicen como mantas.

 

¿Te gusta la idea?

Déjanos un mensaje, si te gustaría participar en la creación o confección de “Yarn Bombing” (vestir los arboles u objetos de croché) o si ya lo has hecho, envíanos una foto de tu obra de arte para conocerla.

 What do you think about Yarn Bombing?
Yarn Bombing began several years ago in the United States and is a type of urban trend, which has its artistic expression through knitting and crochet – often called ‘graffiti knitting’ – or indeed, Yarn Bombing. The object of the graffiti can be anything from a tree to a building; from a bench to a whole park. Whilst it is often done under cover of darkness, the more anonymous the better, yarn bombing carries none of the aggressive connotations that are linked to graffiti, rather, this ecological and rather sweet form of work is meant to make people smile.
And this form of work has spread across the world from its beginning in the United States – reaching even La Hortichuela!
In March, as part of the celebrations for International Women’s Day, the women of the Association, ‘Flor de Cerezo’ (Cherry Flower) in La Hortichuela and Las Pilas del Soto, villages of Alcalá la Real, undertook to yarn bomb the trees, bins, benches, swings, the fountain and even the cross in the village, in patches of brightly coloured crocheted wool.
The president of the group, Úrsula Serrano, has said that in a few months, the items will be sent to camps in the Sahara to be used as blankets. So useful as well as wonderful!
What do you think about the idea?
Leave us a message to let us know – and if you’d like to take part in preparing for a Yarn Bombing, or if you have already done one somewhere – tell us about it and send us a photo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto: