Yoga para niños y niñas

¿Por qué Yoga para Niños y Niñas?

Los niños, al igual que todas las personas, viven en una sociedad que impone un ritmo de vida estresante. Esta presión y competencia con que crecen los hace convertirse en pequeños adultos, con horarios, rutinas y normas estructuras. El yoga surge para ellos, de la misma manera que para sus padres, como un espacio para recuperar la energía y relajarse.

Esta disciplina de origen hindú, está relacionada con la naturaleza y el alma humana, trabaja mediante un sistema de ejercicios físicos, técnicas de respiración y meditación que mejora la salud, tonifican el cuerpo y llevan a la persona a un estado de equilibrio y armonía.

Qué he descubierto?

Enseñando yoga a los niños me he dado cuenta de su capacidad de vivir y sentir el presente, de su energía alegre y lúdica, ya que es a través del juego como aprenden, de cómo están más conectados en cuerpo, mente y corazón. Pero, debido al ajetreo de la vida actual, los niños también necesitan relajarse, salir de su rutina y ser capaces de soltar las tensiones de su cuerpo y mente. Por eso, el yoga se presenta para los niños de una forma divertida, como un juego donde pueden desarrollar importantes habilidades en un entorno positivo, no competitivo, facilitando su creatividad e imaginación, tomar conciencia de sus cuerpos, conectarse con su respiración, y relajarse de todas las exigencias que impone el mundo moderno.

¿Qué beneficios les aporta?

El yoga infantil, es una actividad muy beneficiosa en la vida de un niño, físicamente les aporta fuerza, coordinación, flexibilidad y equilibrio, también mejora la respiración y la conciencia corporal, aportando flexibilidad a la columna vertebral, fortaleciendo los músculos y huesos que están en constante crecimiento. A nivel mental, mejora la concentración y la capacidad de atención, el respeto individual, del grupo y de su entorno. A nivel emocional, consigue incrementar su autoestima y confianza, mejora la gestión emocional y sentimental, así como su amor y conexión con ellos y su entorno. Siendo el Yoga una práctica holística que trabaja en todos los aspectos del ser.

¿Como son las clases de yoga para niños?

En las clases de yoga para niños, hay un equilibrio entre espontaneidad y estructura, de manera que los niños aprenden a escucharse mutuamente a la vez que aprenden a expresarse de forma creativa. Creemos que los niños aprenden mejor cuanto se divierten, así que las clases de yoga para niños mezclan historias, canciones, juegos y posturas, permitiendo a los niños aprender en un entorno multisensorial que investiga el aprendizaje cenestésico, psicomotriz, energético, inter e intra personal. Esto hace que las clases de yoga para niños sean mucho más activas que las de yoga para adultos y mucho más divertidas!

Usando técnicas de atención plena o mindfulness, así como ejercicios de relajación y respiración, conseguimos entrar en un estado de calma y paz que sentarán las bases para conocernos mejor a nosotros mismos y a los demás.

En la clase de yoga, también se anima a los niños a que respeten y estén atentos a sus cuerpos, asegurándonos de que cada postura sea agradable y que entren y salgan de las posturas cuando se sientan preparados a medida que los niños crecen y sus cuerpos cambien rápidamente esto se convierte en una habilidad importante.

La única forma de descubrir el yoga es practicándolo; él nos enseña a explorar en nosotros mismos y conectarnos con nuestras emociones.